22805
post-template-default,single,single-post,postid-22805,single-format-standard,stockholm-core-2.0.5,select-theme-ver-6.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_menu_,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive

Pensión de alimentos y coronavirus. nuevo procedimiento especial y sumario

Debido a la Crisis del Crononavirus son muchos los que han perdido su trabajo o sus ingresos, dificultando o imposibilitando que puedan pagar las pensiones de alimentos de sus hijos.

El Estado de Alarma no suspende ni exonera de la obligación de pagar las pensiones de alimentos. Si bien, en el Real Decreto 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia, el Gobierno ha regulado un procedimiento especial, preferente y sumario para cuestiones de familia derivadas de la pandemia, relativas a regímenes de visitas o custodias compartidas no disfrutadas, así como a ajustes en las pensiones para progenitores en situación de vulnerabilidad por el Covid-19.

Qué asuntos podrán tramitarse a través de este procedimiento especial y sumario?

Se decidirán a través de este procedimiento las siguientes demandas:

  • Las que versen sobre pretensiones relativas al restablecimiento del equilibrio en el régimen de visitas o custodia compartida cuando uno de los progenitores no haya podido ver o estar con sus hijos como consecuencia de las medidas adoptadas con el objeto de evitar la propagación del COVID-19.
  • Las que tengan por objeto solicitar la revisión de las medidas definitivas sobre cargas del matrimonio, pensiones económicas entre cónyuges y alimentos reconocidos a los hijos, cuando la revisión tenga como fundamento haber variado sustancialmente las circunstancias económicas de cónyuges y progenitores como consecuencia de la crisis sanitaria producida por el COVID-19.
  • Las que pretendan el establecimiento o la revisión de la obligación de prestar alimentos, cuando dichas pretensiones tengan como fundamento haber variado sustancialmente las circunstancias económicas del pariente obligado a dicha prestación alimenticia como consecuencia de la crisis sanitaria producida por el COVID-19.

Cómo se tramita?

Para la tramitación de dicho procedimiento es obligatoria la intervención de abogado y procurador.

El procedimiento se inicia con la interposición de una demanda en la que se expondrán los hechos y fundamentos de derecho.

En el caso de solicitar una modificación de la pensión de alimentos (para que sea rebajada, suprimida o suspendida) se deberá acompañar a la demanda un principio de prueba documental que consistirá en:

  • En el caso de desempleo: un Certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios de desempleo.
  • En caso de cese de actividad o disminución de ingresos de autónomos: el certificado expedido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria o por las administraciones tributarias competentes sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado que acredite el cese de actividad o disminución de ingresos.
  • Cualquier otro documento relevante. Pese a que el Real Decreto no enumera más documentación que la anterior, pueden aportarse otros documentos con los que se pueda acreditar la disminución de ingresos.

Tras la admisión de la demanda, se convocará a las partes a una vista, que deberá celebrarse en el plazo de 10 días hábiles siguientes a la fecha de admisión de la demanda. La contestación a la demanda no se realizará por escrito sino de forma verbal en el mismo acto de la vista. Tras la contestación de la demanda se practicará la prueba propuesta por las partes y se harán conclusiones, y el Juez podrá optar por dictar sentencia oral en el mismo acto.

Qué vigencia tendrá este nuevo procedimiento?

El procedimiento especial y sumario regulado en el Real Decreto-Ley se podrá interponer durante la vigencia del estado de alarma y hasta tres meses después de su finalización. Una vez finalizado el plazo, dichas cuestiones deberán tramitarse por los procedimientos ya existentes hasta ahora, de modificación de medidas o ejecución de sentencia.