22813
post-template-default,single,single-post,postid-22813,single-format-standard,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

¿Qué diferencia un microcrédito del ICO para el alquiler de un préstamo rápido?

Ante algunas dudas planteadas por algunos de nuestros clientes, pidiéndonos opinión acerca de solicitar o no un microcrédito ICO o bien, un préstamo rápido, para poder hacer frente al pago de los alquileres y otras deudas generadas como consecuencia del Covid-19;hoy os proponemos la lectura de este artículo publicado en el Diario Expansión/Economía, en fecha 26 de abril.

“Los microcréditos aprobados por el Gobierno para ayudar en el pago del alquiler a familias con problemas originados por la covid-19 no tienen nada que ver con otros tipos de préstamos rápidos, entre otros motivos porque en los que concede el ICO el interés es cero.”

El pasado 31 de marzo se aprobó un real decreto con medidas económicas, entre las que destacan ayudas para inquilinos en situación de vulnerabilidad por la pandemia de covid-19 en forma de préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) con aval estatal.

Estos préstamos se gestionarán a través de entidades financieras, que no podrán obligar en los contratos a suscribir ningún tipo de productos -seguros de vida, de hogar- y con interés cero, para hacer frente a seis mensualidades, con un plazo de devolución de hasta seis años.

Para ello, el Estado va a movilizar 1.200 millones de euros, a disposición de familias y empresas en situación de vulnerabilidad por la pandemia de covid-19.

Y no tienen nada que ver con préstamos rápidos de cuantías no muy elevadas que los bancos conceden a sus clientes, créditos de los que a veces se puede disponer mediante una tarjeta de pago aplazado o “revolving”, a los que se han llegado a aplicar intereses del 2.000 %.

Recientemente, el Tribunal Supremo declaró usuraria una de estas tarjetas, al entender que no se puede justificar la fijación de un interés notablemente superior al del dinero por el riesgo de un alto nivel de impagos asociado a operaciones de crédito al consumo concedidas de forma rápida.

Créditos que, en ocasiones, prosigue el Supremo, se otorgan mediante técnicas de comercialización agresivas y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del cliente.

La concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores, no puede ser objeto de protección, añade la sentencia.

Entre los que se han apresurado a alertar a los ciudadanos para que no se confundan y acepten un microcrédito bancario en lugar del oficialmente respaldado por el ICO destaca la plataforma de abogados Reclama Por Mí.

“Cuando acudan al banco a solicitar el microcrédito del Estado es necesario que tengan en cuenta que realmente están accediendo a esta ayuda y no a otras fórmulas de financiación rápidas que no solo no solventarán su problema actual sino que les acarrearán una deuda que no deja de crecer en el tiempo”, explica Javier Moyano, su consejero delegado.”

Aparte de que las líneas crédito del Estado tienen interés cero, desde Reclama Por Mí recuerdan otra de las características que diferencian los microcréditos del ICO del resto de productos de financiación rápida, y es que en el caso de los primeros, jamás sería el ciudadano el responsable último del crédito.

El Estado asumiría la deuda en caso de que el ciudadano, titular, mantuviese esa situación de precariedad personal una vez alcanzado el plazo de devolución del mismo.

Además, añade Javier Moyano, en ningún caso, pueden las entidades imponer la contratación de seguros a los usuarios que soliciten a los bancos las ayudas para el pago del alquiler.

Se trata de una financiación que no tiene más “requisito adicional” que los que ha establecido el Gobierno, prosigue Moyano.

De modo general, pueden optar a los préstamos del ICO para hacer frente al alquiler parados, afectados por un ERTE o con reducción de jornada y autónomos cuyos ingresos se hayan reducido a causa de la pandemia.”